lunes, 3 de enero de 2011

Cuánto duele fingir

He perdido la cuenta del tiempo que hace que no me duele nada. En realidad no estoy segura de haber vivido alguna vez una vida en la que el dolor no haya existido. Los que padecemos la fibromialgia, sabemos que a veces te duele más y otras menos, pero que el maldito dolor siempre está ahi, acechando, dispuesto a dejarte algunos momentos de respiro para luego aumentar la intensidad y arrebatarte todo intento de normalidad.
Pero no puedes ir por la vida diciendo todo el tiempo que te duele la mano y no puedes cocinar, o te duele la espalda y necesitas sentarte en un tren lleno en la hora punta, o te duele el pie y no puedes seguir trabajando, o te duele el alma de llevar un dolor a cuestas las 24 horas de cada día de tu vida.
A mi no me gusta quejarme y muchas veces miento. Finjo. Hago de cuenta que estoy perfecta.
Pero cómo puedo mentirme a mi misma? cómo puedo decirme que estoy bien si el dolor se refleja en mi cara?
Hoy (como ayer y como mañana), estoy dolorida. Y cansada. Y sin dormir. Y mañana tendré que levantarme como  cada día y salir a la calle con gafas de sol para ocultar las ojeras y una sonrisa para ocultar el dolor.
Mientras tanto, vuelvo a mirarme al espejo, respiro hondo y esbozo una mueca que no llega a convertirse en sonrisa porque el dolor que se marca en mis facciones me grita: MENTIROSA!!!!!

Y una vez más me doy cuenta, cuánto duele fingir.

3 comentarios:

Lisa dijo...

Qué razón tienes.
A mí personalmente lo que más me duele es el alma, es la que sufre mis dolores más hondos, es la que no entiende el por qué de tanto dolor, qué es lo que hemos hecho mal.
El dolor del alma es profundo y hondo, a veces casi no me importa el dolor del cuerpo porque el maquillaje, la barra de labios o simplemente el no salir de casa me "alivia" ...pero mi alma no encuentra maquillaje.. no encuentra máscara que pueda ocultar su tristeza.
El dolor del alma es el que más duele...

El Drac dijo...

En verdad es una pena querida amiga el dolor que te aqueja, es bien sabido que los dolores del alma y sentimentales a veces son muy fuertes pero nada comparable al dolor físico que simplemente no te deja sentir nada de nadaabsorviendote por completo. te envío un fuerte abrazo y mis deseos porque te recuperes o Dios te de la fuerza necesaria para sopbre llevarlo.

xxx dijo...

Te entiendo tanto...

Template by:
Free Blog Templates